Retumba una primera vez

“Entonces lloré. Pero no fueron lágrimas derramadas sino un llanto torrencial, incontenible.”

Sentados en una barra dentro de un club de jazz dejé de dar sorbos a mi carajillo, totalmente absorto ante el grupo tocando frente a nosotros. Me sentía increíblemente cansado y tal vez empujado por ello había alcanzado casi instantáneamente un estado de extrema contemplación. Las vibraciones del piano, la batería y esa extraña voz demandaban todos mis sentidos. Un simple roce del mesero detrás de mí me puso alterado. Lucía me había invitado al lugar. Siempre que venía a México lo visitaba; en cambio, era mi primera vez y yo acababa de conocerla. 

Como he escuchado ya muchas veces de distintos viajeros y viajeras, Lucía me había comentado lo aburrida que se volvió su vida desde que conoció la Ciudad de México, por lo que buscaba con insistencia una manera de dejar Chicago y quedarse acá por tiempo prolongado. Le pregunté, entre una pieza y otra, cuáles eran sus temas preferidos para escribir, pues los tiempos extras a su trabajo de marketing los dedicaba al periodismo y a la poesía. Respondió que no reconocía preferencias marcadas, pero que solía escribir sobre anécdotas poderosas de su propia vida. Por ejemplo, de cuando visitó Teotihuacan por primera vez y, acabando de llegar a la cima de la pirámide del Sol, miró el horizonte y lloró con un llanto incontenible. 

El grupo reanudó el acto y nuevamente mi cuerpo entero cedió a las vibraciones de sus instrumentos. La música viajaba en mí y yo en ella. Pero un gesto de Lucía me hizo voltear y leer en la pantalla de su celular este poema de su autoría:

Standing on the edge of the Sun

The tears come suddenly

Violent.

A mountain of piled stone;

An energy, 

cosmic and ancient.

I stand atop it.

Inhale.

Exhale.

My heart,

My skin,

My bones.

Centuries of history,

A millennia of stories

And here is mine

Simple and incomplete

But knowing.

Las vibraciones de sus palabras, de sus recuerdos y de aquel llanto se fundieron con la música fundida en mí, estallando.

Tags: , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

© 2020 Ricardo Animas. All Rights Reserved.